Cuando con 13 años entré por primera vez con mi padre por la puerta de CICLOS MURUZABAL a comprar mi primera bicicleta, se creó un vínculo que perdura en la actualidad. Sólo puedo agradecer la disposición que Joxi ha mostrado siempre con mis ilusiones. Eskerrikasko!!